AHÍ NACIÓ LA SANCIÓN DE ANFA

  • Garrafales decisiones que tomaron “expertos” dirigentes mantienen en vilo a los clubes coperos de la AVS, advertidos que los sacarán de los próximos torneos regionales.

 

Un extraño silencio se ha mantenido desde aquel día en que fue citado el H. Consejo de presidentes de Clubes en donde se acordó separar de funciones al Directorio de ese organismo, en especial a su Presidente y Tesorero, involucrados directamente en la organización del Campeonato Nacional de Fútbol Séniors-45 años.

Nunca hubo acuerdo de esa mesa directiva para asumir ese compromiso y la primera señal vino desde el Liceo Héctor Pérez Biott conseguido como “albergue” y más bien daba cualquier aspecto, menos lugar de acogida para personas y deportistas.

El vicepresidente nacional de ANFA, José Elías Vistoso se tuvo que llevar un par de delegaciones a su Complejo Deportivo y Hotelero para salvar el descalabro de las literas echas a última hora, un par de colchonetas y un indigno espacio que lo pretendieron transformar en espacio para alojamiento.

Hubo que cancelar los servicios prestados en Flor del Llano y tras unos reclamos recibidos en ANFA – Nacional, se dictó una sanción de 5 años para clubes y selecciones de la Asociación Villa San Agustín para competir en torneos regionales y eventuales nacionales.

Una historia que siguió en las oficinas de Calle Sazié en donde el presidente de la Comisión de Ética, Ricardo González, fue investido como “una especie de interventor”, mientras dure una investigación interna en torno a los hechos ocurridos.

En el acto, el directorio del organismo fue separado de funciones.

Trascendió que en este tiempo, uno de los dirigentes responsables de la debacle, nunca más contestó los llamados a su celular, mientras que, en la sede de la Asociación ubicada a un costado del Municipio, dos contadores auditores externos iniciaron una exhaustiva revisión de todos los documentos contables en el ejercicio octubre de 2021 a febrero de 2023.

Increíble: pensar que estos mismos personeros se prestaron para desbancar al anterior Directorio “por un desorden interno” que se trató de supuestos, insuficientes para llevar los antecedentes a la justicia.

Hasta los sujetos que avalaron las propuestas de sanciones a aquella directiva, desaparecieron del mapa.

Seguramente estarán esperando una nueva oportunidad.

Desde ese día pareció que empezó actuar el Karma.

Por haber buscado “la paja en el ojo ajeno”, hoy están envueltos en el más grande escándalo que se recuerde de esta Asociación y cuyas consecuencias afectan directamente a los clubes que están jugando copas regionales y por ende, a sus directivos, técnicos, futbolistas e hinchadas.

Sea la sanción que sea, que se mantenga, rebaje o perdone desde ANFA, el daño será irreparable.

Y todo nació en ese establecimiento municipal en donde pretendieron dejar seres humanos, cuya dignidad claramente es mucho más importante que jugar un campeonato por más nacional que se trate.

Que paguen de verdad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *