ES TIEMPO DE PENSAR EN AGOSTO

  • Las proyecciones meteorológicas para el mes de julio son contundentes: vendrán nuevos sistemas frontales lluviosos que provocarán más problemas para entrenar y jugar en los campos deportivos de pasto.

 

 

Ha quedado claro que no se debió autorizar la apertura de temporada en la Asociación Villa San Agustín que lleva jugadas apenas 2 fechas en el grupo A, 1 fecha en el grupo B y por cubrir un par de minutos de partidos pendientes o partidos completos que quedaron colgando.

Los recientes temporales que azotaron a la zona centro-sur trajeron consigo drama y sufrimiento a cientos de familias cuyas casas se encuentran envueltas en barro producto de haber sido anegadas.

Los campos deportivos de pasto se cubrieron en agua y ocuparlos en estas condiciones “es un crimen” por la destrucción que se les causaría.

Las canchas de los Estadios 21 de mayo, José Foncea Aedo y José Fernández Llorens quedaron bajo la cota y están saturadas de agua, sin recibir rayos solares fuertes que las sequen ni aireen.

El trabajo de los cancheros es insuficiente.

Los terrenos no soportan más de un par de lluvias normales, ya que recibieron todo lo que podía su almacenamiento, así que su recuperación es más lenta.

El mes de julio viene con una gran oferta de sistemas frontales lluviosos, generando mayor incertidumbre para darle continuidad a la apertura de temporada que fue presionada por un sector y la cual no resuelve el problema económico que atraviesan las instituciones.

Por el contrario, lo agudiza.

Una maratónica jornada de 8 partidos cuesta $240.000 que son una verdadera odisea reunirlos.

Esto porque el público no asiste a los recintos deportivos, ya sea por el frío o el riesgo de contraer enfermedades respiratorias, indistintamente un adulto o un niño y lo poco de atractivo que resulta este torneo “Copy page” que fue exactamente lo mismo que hizo el fracasado directorio anterior.

Lo más lógico era haber organizado un Campeonato todos contra todos como lo hace la Asociación de Fútbol Amateur de Talca, en donde todos tienen la oportunidad de visitarse y recaudar, paralizando sus actividades precisamente en este presente, cuando los temporales, las neblinas y las heladas están a la orden del día.

Esta segunda suspensión consecutiva de una íntegra fecha en la apertura de temporada de la AVS, debe llevar a la reflexión para el mes de julio que augura similares problemas.

La realidad no va a cambiar mucho, por eso es tiempo de pensar en agosto como lo propuso un grupo de presidentes, pero no fueron escuchados en la lucha que tienen los clubes que cuentan con canchas de pasto natural y aquellos que gozan de una cancha de pasto sintético que pueden utilizar en cualquier momento del año.

Es mejor volver para esa época.

En agosto el tiempo mejora y se empiezan a sentir los primeros aires de que se acerca la primavera.

Aquello permitiría darle descanso a los campos deportivos que cuesta tanto mantener para aquellos que son propietarios y los deportistas sienten necesidad de compartir y jugar.

Así como están las cosas hoy, solo tienden a desmotivar.

Además, en agosto debiese haber elecciones de renovación de directorio y todo -supone-, se espera que sea distinto a seguir con los designios de los porfiados que solo piensan en jugar a la pelota, sin medir las consecuencias de estas variables que presenta la naturaleza, justo en esta época del año.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *