EN SUS CARAS

  • El campeón del mundo ha humillado a Brasil en el mismísimo Estadio Maracaná do Río, sumiendo en una profunda crisis al pentacampeäo.

 

Un irresponsable Lionel Messi retiró a la zona de vestuarios a la selección nacional en medio de una serie de incidentes entre hinchas de la albiceleste y la policía brasilera.

La imagen recorrió el mundo.

Debió recurrir la dirigencia de AFA ante el capitán para que regresaran a jugar y una vez iniciado el partido, Argentina tomó el control en todas las líneas.

Esperó a Brasil y lo atacó con criterio.

Y consiguió lo que fue a buscar al mítico Maracaná, cuando en los 63´ Giovani Lo Celso levantó un centro que capturó entre dos mastodontes brasileros el experimentado Nicolás Otamendi para batir a Alisson y gritárselo en sus caras.

Argentina demostró su jerarquía y le ha ganado por primera vez en la historia un partido por eliminatorias al Scratch que ha sido humillado en su misma casa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *